Un “must have” del verano: El pañuelo de bolsillo

Pañuelo en el bolsillo

Complementos para hombre hay muchos y uno que se tenía un poco olvidado era el pañuelo de bolsillo, un elemento que, para este verano, es indispensable para marcar estilo masculino. Por eso, el pañuelo de bolsillo, debe estar siempre contigo.

El pañuelo de bolsillo

También llamado pochette, el pañuelo se ha convertido en uno de los broches de la moda masculina para este verano. Es un pequeño detalle que, por el hecho de utilizarlo, hace que se cree un look muy elegante y de la sensación de pulcritud a la hora de vestir. Además, tiene un aliciente añadido: que hará pasar de un llevar ropa “normal” a darle un poco de clase. Y de eso se trata.

La elección del pañuelo de bolsillo es importante. Para ello, tendrás que ver los colores de las prendas que vistes (que puedes adquirir en Moda hombre online), sobre todo de la camisa o blazer pero sin perder de vista los otros complementos que lleves (en este caso la corbata que, aunque se esté en verano, lo más adecuado es llevarla).

En general, debes encontrar un pañuelo de bolsillo que destaque y le dé color a todo el traje, además de la elegancia que implica al llevarlo. No sólo eso, también la forma de doblarlo te hará quedar con un verdadero conocedor de la moda.

Doblar el pañuelo de bolsillo

A la hora de poner un pañuelo de bolsillo no basta con meterlo de cualquier forma y ya está. No, eso sería cometer un fallo muy grave en el código de vestir. Y es que el pañuelo de bolsillo ha de doblarse y ponerse de una forma determinada, ya sea que quieras hacer ver que tu look es elegante o bien que prefieres uno casual o sofisticado.

El pañuelo de bolsillo elegante

Si te decantas por el pañuelo de bolsillo más clásico, deberás hacer una doblez “presidencial”, así es como se le llama. Lo único que tienes que hacer es doblarlo dos veces, una de izquierda a derecha, otra de abajo a arriba, no del todo, que se note el corte. Este sería la mejor forma de lucir los pañuelos que sean blancos.

En el caso de llevar pañuelos de otro color, puedes optar por doblarlo con una, dos o incluso tres puntas hacia arriba, no demasiado visibles, pero sí lo suficiente para cambiar la percepción de quien te observe.

El pañuelo de bolsillo casual

Este tipo de doblado también se le llama “puff” y va bien  cuando tiene diseños, dibujos o colores. De hecho, no se va a ver en trajes formales y está sólo bien visto en un look informal.

Se trata de coger el pañuelo con un pellizco por el centro, levantarlo y, con la otra mano, rodeándolo, como si fueras a escurrirlo. A continuación se le da la vuelta y parecerá una especie de flor (has de introducir la parte de abajo para que sobresalga).

Aunque el uso del pañuelo de bolsillo se adapta más a un traje formal, eso no quiere decir que no se pueda utilizar. De hecho, lo puedes llevar aunque no luzcas un traje, puede ir con una chaqueta vaquera o simplemente con camisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *