Época de verano, época de zapatos de mujer

kafir-piton-negro-sil-negroCuando llega el calor es el tiempo en que los pies salen a pasear, tras los largos meses de invierno en los que han estado confinados. La mayoría de nosotros ansía la llegada de los rayos de sol y de las suaves brisas, primaverales y estivales, para dejar atrás tanta chaqueta y tanta bota y librarnos a modas más ligeras.

Y por supuesto es la época en la que especialmente las amantes de la moda y de los zapatos pueden lanzarse (con el pretexto perfecto) a comprar ese par de zapatos de mujer que completen los looks veraniegos que están por venir.

Zapatos de mujer para todas las ocasiones

Y si hay algo que nos gusta hacer cuando la bonanza es la característica del clima… ese algo es salir. Salir con amigos, quedar con compañeros de trabajo, relajarnos en terracitas, disfrutar del aire libre y hacer hueco a esas actividades que con el frío no apetecía hacer.

Los días de dorado sol son los mejores para salir sólo porque sí, porque se puede y porque el clima y la agenda lo permiten. En verano hacemos cantidad de actividades diferentes y es por eso que resulta tan buen pretexto para hacernos con nuevos pares de zapatos.

El pretexto sirve para ambos sexos, claro, pero es tendencia especialmente enraizada entre las mujeres esa pasión por añadir unos nuevos zapatos de mujer a la colección. Y la verdad es que hay mucho donde elegir. ¿Zapato plano o con tacón? ¿Plataforma, cuña, bailarina, sandalia romana? También hay clásicos, como los peep toe, que sirven para todo el año pero que lucen especialmente en verano sobre pieles bronceadas y con vestidos a la altura de media pierna.

Los zapatos de mujer, el mejor complemento a cualquier look

Hay algo que no conviene olvidar y es que la importancia radica en los detalles. A muchos niveles, en muchos ámbitos, y también en el mundo de la moda. Un look no es sólo la superposición de una parte de arriba, una parte de abajo y listo. Para construir un look que realmente valga la pena son más elementos los que intervienen en la ecuación y los que conviene mimar. Collares, pulseras, pendientes, ¿bolso grande o bolso pequeño?, maquillaje, peinado… y hay que poner un cariño especial en la elección de los zapatos. Porque los zapatos de mujer dicen mucho. Pueden ser la pieza que arruine la imagen o el elemento que acabe de darle ese punto de luz y de vida, de transgresión, que nos dé una imagen única.

Por eso ahora que se acerca el verano son muchas las mujeres que empiezan a ojear escaparates de tiendas, en busca de ese par (o pares) de zapatos de mujer que las haga brillar en todas las ocasiones diferentes, de campo o de montaña, que el verano brinda.

No seas egoísta...
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrShare on StumbleUponEmail this to someone

2 Comments

Deja un comentario