¡No Sin Mis Zapatos!

Posiblemente los zapatos sean el complemento más codiciado por las mujeres y ésto no es nada nuevo. Ya los hermanos Grimm, al escribir el cuento de “Cenicienta”, identificaron el pequeño zapato de cristal con la llave que abriría la puerta de la felicidad a Cenicienta.

A día de hoy los zapatos vuelven locas a multitud de mujeres. Basta con recordar la obsesión que Carrie Bradshaw de “Sexo en Nueva York” tenía por los manolos y, yendo a casos reales: la colección de más de mil pares de zapatos de Imelda Marcos. Sin llegar a casos tan extremos tengo que reconocer que la mayoría de las mujeres tenemos debilidad por los zapatos.

No sin mis zapatos Fuente. Banffkiosk.com

¿Por qué concedemos tanta importancia a los zapatos?

  • Según el calzado que elijas, puedes dar un giro de 180 grados a un look.
  • Optar por unos tacones es la forma más fácil de lograr una figura más estilizada.
  • Para sacarnos el máximo partido y poner la moda a nuestro servicio es imprescindible escoger bien el calzado.

Precisamente por el valor que para nosotras tienen los zapatos me sorprende que muchos hombres no presten ninguna (o escasa) atención a su calzado. Para “picar” y hacer reflexionar al sector masculino simplemente dejo caer que es vox populi que la mayoría de mujeres se hacen una idea del tipo de hombre ante el que se encuentran en función de los zapatos que calza.  Tenéis dos opciones: adaptaros o sufrir nuestros prejuicios.

Os espero la semana que viene con un nuevo post sobre, cómo no, zapatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.